26 octubre 2010

Multimillonarios y Malos (Muy Malos)

Hace poco tiempo, Bill Gates y Warren Buffett convencieron a cuarenta de las personas más ricas del planeta para que donaran la mitad de sus fortunas para obras de caridad. Aquí vamos a vecer a cinco tipos que no tienen ni la más mínima intención de dar la cara, y mucho menos de hacer obras de caridad.


1. JOAQUIN GUZMA LOERA (México)

Fortuna estimada: $1ooo millones

En el año 2009, el hombre más buscado de México se convirtió en el segundo narcotraficante en rasguñar la lista “Forbes” de los multimillonarios (el primero había sido el colombiano Pablo Escobar, en 1989). Desde que se escapó de una prisión de máxima seguridad en un carrito de la lavandería (2001), Guzmán ha manejado muy bien el apogeo del Cartel de Sinaloa, que llegó a recaudar más de $20 mil millones en negocios sucios.

Se cree que Guzmán está escondido en las montañas de Sierra Madre. A pesar de sus ocasionales y descaradas apariciones en público (como cuando se casó en el año 2007, con una señorita de 18 años, reina de belleza, casorio al que asistieron cientos de personas, incluyendo a políticos de la zona), y las multimillonarias recompensas que ofrecen por su captura los gobiernos de Estados Unidos y México, Guzmán sigue suelto.

En parte se debe a su notoria crueldad (el Cartel de Sinaloa fue el primero en el tema, lamentablemente muy común ahora, de las decapitaciones para enviar mensajes a las autoridades policiales y a sus rivales), y también a su extenso patrocinio para con la “aplicación de la ley” (entiéndase: Guzmán se jacta de haber pagado más de $5 millones por mes, en sobornos, a policías y políticos). La estrategia le está funcionando a la perfección: un análisis de los patrones de detenciones sugiere que el Cartel de Sinaloa ha sido mucho más efectivo que sus rivales en cuanto a la infiltración dentro de las fuerzas de la ley y el orden.

Guzmán también tiene un cierto gusto extravagante. Por ejemplo, varias veces ha entrado en restaurantes, con un equipo de guardias armados, y después de comerse un buen bistec les confiscaba los teléfonos celulares y otros objetos de valor a los ocasionales clientes, y después les pagaba la cuenta, a todos, para compensarlos por el “inconveniente”.

2. DAWOOD IBRAHIM

(India/Pakistán)
Fortuna estimada: $6 - $7 mil millones.

Ibrahim es famoso no sólo por su forma de manejarse en los mundillos del crimen organizado y el terrorismo internacional, sino porque, además, lo ha hecho a cara descubierta, a plena luz del día, como quieran decirle.

En un aviso de la INTERPOL, del 2007, donde aparecía dentro de los más buscados, aparecía realmente la dirección de su casa.

Este hombre, nacido en Bombay, comenzó su organización, “D-Company”, siendo todavía un adolescente, y a partir de un operativo de contrabando de poca monta la convirtió en una de las más grandes mafias en Asia a fines de la década de 1980.

La “D-Company” al principio era una organización completamente secular, pero Ibrahim se fue radicalizando cada vez más a partir de unos levantamientos anti-musulmanes en la India en 1992. Le cambió el nombre al grupo con el objetivo de de proteger a la población musulmana de la India, y se sospecha que habría organizado los atentados en Bombay (1993), que dejaron más de 200 muertos. Después de los ataques Ibrahim trasladó su base de operaciones a Pakistán.

Ibrahim es uno de los principales financistas del grupo militante pakistaní Lashkar-e-Taiba, que se considera responsable de los ataques a los hoteles de Bombay (2008). La “D-Company” también comparte las rutas del contrabando con al-Qaeda.

La India ya ha pedido su extradición, y Estados Unidos lo ha catalogado, directamente, como un terrorista. Pero Ibrahim se ha diversificado hacia empresas legítimas. Se considera que ha invertido fuertemente en el sector inmobiliario y de la construcción, en la India y Pakistán, y que ha financiado, también, una cantidad de producciones cinematográficas de lo que se llama “Bollywood”.

3. OLEG DERIPASKA (Rusia)

Fortuna calculada: $10.7 mil millones

El ascenso de Deripaska es una de las historias emblemáticas de la loca carrera por la riqueza en la década de 1990 en Rusia.

Cuando la Unión Soviética colapsó en 1991, Deripaska era un estudiante universitario de 23 años. Tres años después, tras una serie de astutas inversiones en la industria metalúrgica rusa (privatizada), libró una última y exitosa batalla por el control de una planta de fundición en Siberia, cuyo propietario en un momento dado llegó a apuntarle con un lanzagranadas.

Pero tampoco es que Deripaska haya sido tímido en el uso de armas tácticas. En 2002, una corte rusa le otorgó una participación mayoritaria en una compañía papelera rival. De acuerdo a reportes periodísticos de la época, Deripaska envió una brigada de guardias de seguridad privados para asegurarse la adquisición de la planta. Para el año 2008 ya se había incorporado su imperio “Rusal” dentro de la compañía de aluminio más grande del mundo, convirtiéndose, mientras tanto, en el hombre más rico de Rusia. (Su posición decayó un poco durante la última crisis financiera). Sus otros intereses en cuanto a los negocios incluyen los seguros, la fabricación de automóviles, y la electricidad.

En 2006, el Departamento de Estado norteamericano le negó una visa para ingresar en los Estados Unidos. El gobierno no explicó públicamente el porqué de esta medida. Los informes periodísticos señalaron que Deripaska estaba siendo investigado por el FBI por supuestos vínculos con el crimen organizado. Por supuesto, Deripaska los negó.

En 2009, se le permitió ingresar en el país dos veces, según el “Wall Street Journal”, en virtud de un acuerdo especial con el FBI. Deripaska también negó tal acuerdo.

La justicia británica también ha investigado la relación de negocios de Deripaska con Anton Malevsky, una de las figuras más poderosas de la mafia rusa. Deripaska estuvo en el centro del escándalo político en el 2008, cuando se informó que había recibido a Meter Mandelson, Comisionado de Comercio de la Unión Europea, que había contribuido en gran medida en la reducción de tarifas alumineras, reducción que había beneficiado directamente a los negocios de Deripaska. Altos funcionarios de la Unión Europea han negado que Mandelson interviniera a favor de Deripaska.

4. FAMILIA UZAN (Turquía)

Fortuna calculada: antes, unos $1.600 millones

Los Uzan llegaron a Turquía provenientes de Bosnia, cerca de 1910, y amasaron su fortuna en el negocio de la construcción y la banca. Para el 2001 ya se habían abierto el camino hacia la lista de los más ricos, en la revista Forbes. Cem Uzan, el actual patriarca de la familia, estableció la primera red de televisión privada del país, y fundó un partido político opositor, ganándose las comparaciones con el italiano Silvio Berlusconi, otro magnate devenido en primer ministro.

Lamentablemente, Uzan también parece haber compartido la misma predilección de Berlusconi por los negocios turbios. En un momento dado, la familia llegó a enfrentar más de cien cargos criminales en la justicia de Turquía, acusaciones que iban desde la calumnia hasta el lavado de dinero.

Pero esto no fue nada en comparación con la estafa al gigante norteamericano de las telecomunicaciones, Motorola, que le prestó a compañías controladas por los Uzan $2.700 millones, tanto en efectivo como en bienes, mientras intentaba entrar en el mercado de las telecomunicaciones turco. De esto, Motorola nunca jamás recuperó ni un solo centavo.

Durante años, gracias a sus conexiones políticas y su influencia en los medios de prensa, los Uzan fueron capaces de operar con una total impunidad. Pero la relación activamente hostil de la familia con el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, resultó ser su perdición. El gobierno turco incautó 219 de las compañías de esta familia, en el año 2004, después de lo cual los Uzan perdieron su lugar en la lista Forbes. Actualmente Cem está escondido en Francia, intentando evitarse los 23 años de cárcel que le dieron en su patria.

5. ALLAN STANFORD (Estados Unidos/Antigua y Barbuda)

Fortuna calculada: $2.200 millones (en el 2008)

Acusado en el año 2009 por orquestar un esquema Ponzi en más de 140 países, Stanford hizo su primera gran fortuna dirigiendo la empresa de bienes raíces de su padre durante la década de 1980. Cuando su papá se retiró, Stanford trasladó sus operaciones a Antigua (1990).

En la cima de su carrera, Stanford Financial llegó a manejar unos $51 mil millones en activos. Stanford se convirtió en uno de los más grandes benefactores de la isla caribeña, y en una de sus figuras más visibles, ganándose el título de caballero. Este extravagante tejano también se convirtió en una figura importantísima en el mundo del cricket, pagando millones de dólares, de su propio bolsillo, en el patrocinio de torneos a lo largo de todo el Caribe, y también en la promoción de este juego en los Estados Unidos. Por otra parte, fue también el “primer benefactor” de la Convención Nacional Demócrata del año 2008, en Denver, ganándose los elogios del ex presidente Bill Clinton y de la portavoz de la Casa Blanca, Nancy Pelosi.

Lamentablemente, todo se construyó en base a una mentira. Por años Stanford estuvo engañando a sus inversores, mintiéndoles acerca del rendimiento de sus inversiones y de la seguridad de sus depósitos. Las autoridades norteamericanas, según se informa, habían estado investigándolo por más de quince años, pero solamente intensificaron sus esfuerzos a partir de la convicción de un ex colega estafador suyo, Bernard Madoff. Stanford también estuvo varias veces bajo investigación por lavado de dinero en favor del infame Cartel del Golfo mexicano.

Actualmente, Stanford está en los Estados Unidos, esperando juicio por cargos de fraude. Sus abogados reclaman que su salud está deteriorándose en la cárcel, y han solicitado su libertad bajo fianza. -

 
Fuente:
 
Joshua E. Keating: Bad Billionaires / september 10, 2010
Véase el art. original en: Foreign Policy

07 octubre 2010

Malos "Ex"



La mayoría de los ex presidentes y ex primeros ministros dedican su vida a hacer una diferencia positiva en el mundo, o al menos se desvanecen en el olvido. He aquí, cinco ex líderes que no han hecho ninguna de las dos cosas.


1) GERHARD SCHRÖDER



Anterior Trabajo: Canciller de Alemania, 1998-2005



Nueva Imagen: Schröder, como canciller, siempre había estado formalmente a favor de Rusia, rechazando las críticas por el historial respecto a los derechos humanos en Moscú, y describiendo, incluso, al entonces presidente Vladimir Putin como un “demócrata impecable”.

Pero el público alemán todavía se sorprendió más con su descarado acto final.

Menos de un mes antes de renunciar, Schröder ayudó a conseguir un préstamo de $1.4 mil millones para Gazprom, el monopolio estatal petrolero ruso dirigido por el actual presidente Dmitry Medvedev. Luego, justo después de renunciar, Schröder aceptó la presidencia del controvertido proyecto del gasoducto Nord Stream: (un proyecto de la misma Gazprom), que va a incrementar la dependencia alemana del gas natural ruso y que fue aprobado durante el ejercicio de Schröder.

Las acciones de Schröder fueron un escándalo de grandes proporciones en Alemania. El público se preguntaba, con justa razón, por qué había estado tan ansioso de negociar el gasoducto en primer lugar. Schröder le dijo a un periódico alemán: “Yo no veo que haya hecho algo malo”, y luego se presentó ante una corte para hacer cumplir una orden restrictiva (léase, “mordaza”) para evitar que su rival político Guido Westerwelle, actual ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, lo criticara.

Más recientemente, Schröder se unió a la junta de la problemática filial rusa de BP, TNK-BP, cuyos propietarios británicos han acusado al gobierno ruso de intentar hostigarlos para que abandonaran el país. Schröder sigue ajustándose a la línea rusa en cuanto a política exterior, defendiendo las “credenciales democráticas” de Putin y criticando el reconocimiento de la independencia de Kosovo.


 
2) JOSÉ MARÍA AZNAR

Anterior trabajo: Primer Ministro de España, 1996-2004


Nueva imagen: A Aznar los votantes españoles lo echaron después de que su gobierno intentara adjudicarle la responsabilidad por los atentados en Madrid (2004) a la ETA, el grupo separatista vasco, cuando en realidad habían sido llevados a cabo por extremistas islámicos que pretendían castigar a España por su respaldo a la tremendamente impopular guerra de Irak.

Desde entonces, Aznar, que dirige un “think tank” y tiene un puesto en la junta de News Corp., de Robert Murdoch, se ha distinguido él mismo por el extremismo de su retórica.

Aznar se unió al presidente checo Vaclav Klaus al llamar al calentamiento global una “nueva religión”, y referirse a los ambientalistas como “abanderados del Apocalipsis del calentamiento global… que buscan restringir las libertades individuales en nombre de una causa noble… ¡como lo hicieron los comunistas!” (No hay que olvidar que bajo la presidencia de Aznar, España firmó el Protocolo de Kyoto para combatir el calentamiento global).

Aznar también sugirió que los musulmanes deberían pedir perdón por la ocupación medieval de España; calificó todos los esfuerzos por un diálogo interreligioso como algo “estúpido”, y en cuanto a la elección norteamericana de un presidente afro-americano dijo que era “un exotismo histórico y un predecible desastre económico”.

Aznar también atacó la campaña del gobierno español en contra de la conducción en estado de ebriedad (mientras aceptaba un premio de la asociación de viticultores) diciendo: “Déjenme decidir por mí mismo; en eso consiste la libertad. ¿Quién le pidió a usted que viniera y condujera por mí? Déjenme beber mi vino en paz; no estoy poniendo a nadie en peligro”.

Recientemente, Aznar lanzó una campaña un poco más defendible para conseguir el apoyo internacional para Israel, pero la gente de Tel Aviv podría querer reconsiderar seriamente si él es, realmente, su animador más efectivo.



3) OLESEGUN OBASANJO



Anterior trabajo: Presidente de Nigeria, 1999-2007



Nueva imagen: En algún momento fue elogiado por ayudar a su país en la transición desde una dictadura militar hacia una genuina, aunque también caótica y violenta, democracia. Pero en los últimos tiempos Obasanjo ha visto empañada su reputación por una serie de investigaciones sobre casos de corrupción.


Por otro lado, está el hecho de que Obasanjo nunca se hizo a un lado de buena gana. Intentó enmendar la Constitución Nigeriana para permitirse a sí mismo un tercer término, y, cuando fracasó, instaló al moribundo Umaru Yar´Adsua como su sucesor ante unas elecciones ampliamente sospechadas de haber estado arregladas. Muchos sospechan que Yar´Adua fue elegido porque lo veían como débil y que podía ser manipulado por los leales a Obasanjo en el gabinete (pero de todos modos, la influencia política de Obasanjo ha disminuido considerablemente en los últimos años).

Además de haber impactado con nuevas revelaciones de actos de corrupción cometidos durante su época en la oficina, incluyendo cientos de millones de dólares en presuntos sobornos de la contratista norteamericana Halliburton, Obasanjo se vio envuelto en un turbio escándalo personal cuando su hijo lo acusó, en una corte, de dormir con su propia nuera.

Recientemente, miles de residentes de un pueblo en el suroeste de Nigeria han protestado por los planes de demolición de sus casas, una vez que Obasanjo adquirió sus tierras.

Su hija Iyabo, senadora nigeriana, también pasó vergüenza cuando tuvo que admitir que había retirado miles de dólares del presupuesto sanitario del país para pagarse un retiro en Ghana.

Obasanjo siguió manteniendo un alto perfil internacional, desempeñándose como enviado de las Naciones Unidas en las conversaciones de paz en la República Democrática del Congo, pero sus puntos de vista tradicionalistas a veces lo han puesto en aprietos ante la organización. En un evento de las Naciones Unidas este año, con el ex Secretario General Kofi Annan, Obasanjo calificó a la homosexualidad como una “abominación”, y minimizó el derecho individual a la privacidad, diciendo “¿Usted querría hacerle el amor a un caballo?”

 
4) JOSEPH ESTRADA



Anterior trabajo: Presidente de Filipinas, 1998-2001



Nueva imagen: El presidente Joseph Estrada, devenido en estrella de cine de acción, fue derrocado en 2001, cuando ni siquiera había cumplido con la mitad de su periodo, en medio de una oleada de acusaciones de corrupción. Estrada también admitió tener varios hijos fuera de su matrimonio, y se dice que tomaba decisiones políticas cruciales con la ayuda de un “gabinete de medianoche” conformado por viejos amigos bebedores. Finalmente fue condenado por “saqueo” en el año 2007 y condenado a prisión perpetua. Su sucesora, la presidente Gloria Macapagal Arroyo, lo perdonó, apenas unas semanas después, en virtud de un acuerdo por el cual Estrada prometía no volver nunca más a la política.


Pero por supuesto, Estrada rompió su promesa, y entró en las elecciones presidenciales de este año 2010, haciéndolo, según le dijo al “New York Times”, “para limpiar mi nombre, y demostrarles a quienes me expulsaron que estaban equivocados”. Sin embargo, lo que consiguió fue un nuevo lío judicial, con meses enteros de discusiones acerca de si podía ser elegible, habiéndose ya desempeñado como presidente. Estrada finalmente ganó su caso, pero perdió las elecciones ante Benigno “Noynoy” Aquino, hijo de la ex presidente Corazón Aquino.

 
En estos momentos Estrada está preparándose para defender él mismo en los Estados Unidos, en una demanda presentada por las hijas de un publicista filipino que lo acusan de ser cómplice en el asesinato de su padre. Estrada bromeó acerca del caso, diciéndole al “Philippine Daily Inquirir” que “Todas son mentiras. ¿Qué esperan conseguir de mí? ¿De dónde voy a sacar dinero?”

Estrada sigue siendo popular entre los filipinos, y también continúa influyendo en la política nacional, a través del control de su partido. Pero este país tal vez estaría mucho mejor si volviera a concentrarse en su carrera cinematográfica.

5) THAKSIN SHINAWATRA



Anterior trabajo: Primer Ministro de Tailandia, 2001-2006



Nueva imagen: Desde que fue depuesto en un golpe de estado en el año 2006, en medio de acusaciones de corrupción y abusos a los derechos humanos, Thaksin ha vivido una existencia peripatética. El ex multimillonario hombre de negocios se ha desempeñado como “embajador especial” de Nicaragua, y como asesor económico en Camboya. Por poco tiempo fue propietario del club de fútbol Manchester City.

Según se dice, Thaksin habría vivido bajo un nombre falso en Alemania por más de un año, y habría utilizado pasaportes recibidos ilegalmente de otros varios países. Actualmente fijó su residencia en Dubai.

Este año, los seguidores de Thaksin, conocidos como “camisas rojas”, ocuparon el centro de Bangkok y tomaron edificios gubernamentales en todo el país, en un esfuerzo por obligarle al gobierno a dimitir. Aproximadamente 90 personas fueron asesinadas en los enfrentamientos posteriores entre los manifestantes (casi siempre armados) y la policía, antes de que las dos partes acordaron un cese de las hostilidades. Las cortes tailandesas acusaron a Thaksin “in absentia” por su rol en el fomento de las protestas. Si bien Thaksin respaldó verbalmente a los “camisas rojas” (una vez convocó una manifestación y les prometió “hacerlos ricos a todos” si sus seguidores eran capaces de recuperar el poder político), niega haberlos financiado. Por otra parte, fue condenado por cargos de corrupción adicionales, desde que se exilió, aunque sus seguidores dicen que estas acusaciones estuvieron motivadas políticamente.

A partir de la derrota de los “camisas rojas”, Thaksin redujo sus apariciones en los medios de comunicación y en las actividades políticas. En agosto, renunció a su puesto en el gobierno camboyano, ayudando así a facilitar las relaciones entre ambos países.

Traducido de: Bad Exes / Joshua E. Keating. En: Foreign Policy (october 1, 2010)
Véase el art. original en: Foreign Policy

11 septiembre 2010

Libros de Texto Peligrosos

Millones de estudiantes en todo el mundo van a la escuela. Y muchas de las lecciones que están aprendiendo no solamente son falsas, sino que, también, son peligrosas.


1. Irán



Plan de estudios: Guerra religiosa, roles de género



Materias: Los líderes iraníes pueden haber adoptado los nuevos medios para difundir los mensajes políticos y compartirlos con el mundo, pero en casa el adoctrinamiento todavía empieza en la prensa. Según un estudio, los libros de texto iraníes enseñan a los alumnos de séptimo grado que “todo joven musulmán deben infundir temor en el corazón de los enemigos de Dios y de su pueblo, estando siempre listo para el combate y siendo un hábil tirador”. Los hombres iraníes a los 19 años están obligados, por ley, a brindar un servicio militar de dieciocho meses. La República Islámica, según informes de la Freedom House (año 2008), anima a los estudiantes a abrazar la supremacía islámica y un sistema político desigual en el que “algunos individuos nacen como ciudadanos de primera clase, debido a su identidad, género, y modo de pensamiento”. Las mujeres, por ejemplo, son representadas como “ciudadanas de segunda”, principalmente en las situaciones familiares y en el hogar.
Fuente primaria: “La jihad defensiva incumbe a todos y cada uno, los jóvenes y los ancianos, los hombres y las mujeres, todos, absolutamente todos, deben tomar parte en esta batalla sagrada, luchar con lo mejor de sus capacidades o ayudar a nuestros combatientes” – Texto tomado de un manual islámico de estudios religiosos y culturales, para alumnos de séptimo grado.






2. China



Plan de estudios: Historia alternativa



Materias: Los libros de historia chinos, al igual que la actitud reacia que tiene este país al considerarse como una potencia mundial, están llenos de contradicciones. China, a los ojos de millones de sus estudiantes, es, al mismo tiempo, mansamente inocente e incomparable en el terreno de la potencia militar, modesto y jactancioso. Los libros de texto chinos ignoran la invasión del Tíbet en 1950 y la Guerra Sino-Vietnamita de 1979, lanzada por China en respuesta a la ocupación de Vietnam a Camboya, y enseñan que China solamente ha peleado guerras en defensa propia.



También pasan por alto el “Gran Salto Adelante”, del presidente Mao Tse Tung, entre los años 1958 y 1961, que dio como resultado la hambruna y la muerte de 30 millones de personas.



Un ejemplo del descaro de los libros de texto chinos puede encontrarse en los capítulos sobre la Segunda Guerra Mundial, conocida en algunos manuales como “La Guerra Anti-Japoneses”. La captura de la ciudad de Nanking por parte de los japoneses (hecho que se conoce como la “Masacre de Nanking”, donde más de 300.000 personas fueron asesinadas por las tropas japonesas), está descrita en uno de los manuales chinos como “ el [hecho] más horripilante en la [historia] del mundo”. (Para ser justos, los libros de texto japoneses no son mejores: tienden a morigerarlo, llamándolo “incidente”, “masacre”, o “masacre incidental”).



La versión china de la historia cuenta que Japón fue derrotado en la guerra a causa de la resistencia china, y no por la entrada de los Estados Unidos en dicho conflicto.
Fuente principal: “La razón fundamental de la victoria [en la Segunda Guerra Mundial] fue que el Partido Comunista Chino se convirtió en la potencia central que unió a la nación” –texto tomado de un manual de historia chino de amplio uso.



 


3. Arabia Saudita
Plan de estudios: Los enemigos de la fe
Materia: A partir de los ataques del 11-S (en los que 15 de los 19 terroristas eran sauditas), el rey Abdullah hizo de la reforma de los libros de texto sauditas, repletos de referencias a los cristianos, comunistas, sionistas, y “no-creyentes occidentales” como enemigos de los musulmanes, una prioridad. Nueve años más tarde, el progreso ha sido bastante lento. En 2006, Riad prometió sacar “todos los pasajes intolerantes”, pero algunas fuentes sostienen que los niños todavía están aprendiendo de libros de texto que promueven el antisemitismo y la jihad. Una vez más, Arabia Saudita ha proclamado que los libros de texto y los programas utilizados tanto en las escuelas del reino como en las fundadas en el exterior “serán completamente revisados a lo largo de los próximos tres años”. Las escuelas sauditas en países como Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Alemania y Turquía, también utilizan libros similares.



Fuente primaria: “Complete los espacios en blanco con las palabras adecuadas (Islam, infierno): Toda religión que no sea el ________ es falsa. Aquel que muere fuera del Islam entra en el _________” (Ejercicio tomado de un libro de textos de primer grado).



“Como se cita en Ibn Abbas: los monos son judíos, el pueblo del Sabbath, mientras que los cerdos son cristianos, los infieles de la comunión de Jesús” (Extraído de un libro de texto de octavo grado, sobre monoteísmo y jurisprudencia).


4. Estados Unidos
Plan de estudios: Guerras Culturales 101



Materias:
La Junta Educativa de Texas encendió una tormenta de fuego internacional, la primavera pasada, cuando sus miembros aprobaron un nuevo y controvertido plan de estudios sociales. Las nuevas normas tienen un duro sesgo derechista, defendiendo a ultranza el capitalismo americano y sugiriendo las intenciones religiosas de los padres fundadores.



Algunos de los argumentos más notables se centraron en el lenguaje que rodea al imperialismo norteamericano (conocido ahora como “expansionismo”) y la pionera del control de la natalidad, Margaret Sanger, como una promotora de la “eugenesia”, y una enmienda para los educadores respecto a que los estudiantes sean instruidos para “describir las causas y las organizaciones e individuos clave de la resurgencia conservadora de [las décadas de] 1980 y 1990, incluyendo a Phyillis Schlafly, el Contrato con América, la Fundación Heritage, la Mayoría Moral y la Asociación Nacional del Rifle”.
La Junta incluso recomendaba que Thomas Jefferson, creador de la expresión “separación de la Iglesia y el Estado”, fuera excluido de una lista de pensadores del mundo que inspiraron las revoluciones de la era de la Ilustración. Y, en un saludo para los Demócratas, “la impugnación de Bill Clinton” se uniría al caso Watergate en lecciones sobre “escándalos políticos”.
Los estándares curriculares son revisados cada diez años y sirven como un modelo para los editores de libros de texto.


Los 4.8 millones de estudiantes de escuelas públicas de Texas convierten a este estado en uno de los mayores mercados de libros de texto, y en un factor determinante de lo que el resto de los escolares del país va a estudiar, porque los editores nacionales a menudo adaptan sus textos a los estándares de Texas.



Fuente primaria: El nuevo plan de estudios todavía no ha repercutido en los libros de texto, pero se espera que tengan un aspecto ligeramente diferente. La revista Newsweek recientemente publicó unos nuevos ejercicios de estudio que el Consejo de Educación de Texas, muy probablemente, adoptará:
“Explique cómo el rechazo de los árabes hacia el Estado de Israel ha llevado a un conflicto en curso”. Y “evalúe los esfuerzos de las organizaciones globales para socavar la soberanía de los Estados Unidos”.
 
5. Rusia


Plan de estudios: El compañero Stalin

Materias: No debe ser fácil darle un giro positivo a Stalin, bajo cuyo liderazgo murieron más de 20 millones de rusos. Pero esto es lo que están intentando hoy en Rusia. Animados por un salvaje entusiasta y antiguo agente de la KGB, Vladimir Putin, el plan de estudios del país está empeñándose en un proceso de “re-estalinización” llamado “historia positiva”. Aleksandr Filippov, autor de nuevo libro de texto aprobado por el Kremlin, declaró en el periódico Times: “No está bien escribir un libro de texto que va a llenar a los niños que lo lean del horror y el disgusto acerca de su pasado y el de su pueblo”.
 
Su libro dedica 83 páginas a los planes de industrialización de Joseph Stalin, pero solamente un párrafo a la Gran Hambruna de 1932 a 1933, en donde millones de personas murieron de hambre como resultado de una política agrícola con serias fallas. El libro también minimiza el rol desempeñado por los aliados de la Unión Soviética durante la Segunda Guerra Mundial, diciendo que “ellos mismos se limitaron principalmente a suministrar armas, materiales y provisiones a la URSS”.



Fuente primaria: “[Stalin] actuó de forma completamente racional –como el guardián de un sistema, como apoyo consistente de la reconfiguración del país en un estado industrializado” (Párrafo tomado de “A History of Russia, 1900-1945”)

**** Fuente: The World's Worst Textbooks / by Suzanne Merkelson
Foreign Policy (september 7, 2010)

24 agosto 2010

Lo peor de lo peor: los actuales dictadores en el mundo (3)

Yahya Jammeh, de Gambia

Un militar excéntrico y bufón que juró gobernar por 40 años, y que afirma haber descubierto la cura para el HIV/Sida. Jammeh también ha dicho que tiene poderes místicos y que convertirá a Gambia en un país productor de petróleo; pero hasta ahora no pasó nada. Narcisista de corazón, este dictador insiste en ser tratado como “Su Excelencia el Jeque Profesor Alhaji Dr. Yahvé Abdul-Azziz Jemus Junkung Jammeh”.
Años en el poder: 16








Hugo Chávez, de Venezuela

Charlatán líder de la Revolución Bolivariana. Chávez promueve una doctrina de democracia participativa en la que él es el único que “participa”, encarcelando a los líderes de la oposición, extendiendo los términos indefinidamente, y cerrando a los medios de prensa independientes.
Años en el poder: 11



Blaise Compaoré, de Burkina Faso

Un déspota de pacotilla, sin visión ni programa, salvo su perpetuación en el poder liquidando a los oponentes y reprimiendo todo desacuerdo. Compaoré ha cumplido con los más bajos valores en su ascenso al poder, después de asesinar a su predecesor, Thomas Sankara, en un golpe de estado en 1987.
Años en el poder: 23



Yoweri Museveni, de Uganda

Tras liderar una insurgencia rebelde que tomó el poder en Uganda en 1986, Museveni declaró: “Ningún jefe de estado africano debería estar en el poder durante más de 10 años”. Pero 24 años más tarde, este señor todavía está en su puesto, ganando las “elecciones” una y otra vez (los partidos políticos técnicamente son legales, pero un mitin de más de un puñado de personas no lo es).
Años en el poder: 24




Paul Kagame, de Ruanda

Libertador que salvó a los tutsis de su completo exterminio en 1994. Kagame ahora practica el mismo apartheid étnico que pretendía terminar. Su Frente Patriótico Ruandés domina todos los niveles del poder: las fuerzas de seguridad, los servicios civiles, el poder judicial, los bancos, las universidades, y las empresas estatales. Aquellos que osan desafiar al presidente son acusados de incitar el odio o las divisiones, y, por supuesto, caen presos.
Años en el poder: 10 





Raúl Castro, de Cuba

Afligido con un astigmatismo intelectual, el segundo hermano Castro ignora lastimosamente que la revolución que lidera ya es obsoleta, un fracaso abismal, totalmente irrelevante para las aspiraciones del pueblo cubano. Según él, la culpa de este fracaso de la revolución es de las conspiraciones extranjeras (que luego él mismo usa para justificar medidas aún más brutales).
Años en el poder: 2






Aleksandr Lukashenko, de Bielorrusia (o Belarús)

Autócrata y ex director de una granja colectiva. Lukashenko mantiene un férreo control sobre su país, monitoreando todos los movimientos de la oposición con una policía secreta llamada, con pésimo gusto, “KGB”. Su brutal estilo de gobierno le ha granjeado el título de “Último dictador de Europa”; incluso le dio refugio al líder derrocado de Kirguistán cuando ocurrió el alzamiento durante esta primavera.
Años en el poder: 16






Paul Biya, de Camerún

Un bandido suavecito que, según se dice, habría amasado una fortuna de más de $200 millones, mansiones incluídas. Biya ha cooptado a la oposición hacia una completa sumisión. Tampoco le preocupan las elecciones: arregló dos veces las leyes sobre las fechas límite para asegurarse de que el partido no terminara nunca.
Años en el poder: 28

De este mismo artículo, veáse además:


La Primera Parte
La Segunda Parte


Fuente: The Worst of the Worst: Bad dude dictators and general coconut heads / By: George B. N. Ayittey / Foreign Policy (july/august 2010)

véase el art. original en:
Foreign Policy

26 julio 2010

Lo peor de lo peor: los actuales dictadores en el mundo (2)

8. Mahmoud Ahmadinejad, de Irán



Un flamígero, obstinado y traidor a la filosofía de la Revolución Islámica; Ahmadinejado ha desarrollado un programa nuclear en claro desafío a las leyes internacionales y a Occidente. Es responsable de innumerables injusticias durante sus cinco años en el poder; su último delito aberrante fue conducir a sus matones paramilitares, los Basij, para reprimir violentamente a los manifestantes después de las polémicas elecciones presidenciales de junio de 2009, que muchos consideran que perdió drásticamente.
Años en el poder: 5





9. Meles Zenawi, de Etiopía
Pero que el ex dictador marxista a quien derrocó hace casi veinte años, Zenawi ha tomado medidas drásticas contra la oposición, sofocó toda posible disidencia, y manipuló las elecciones. Como un verdadero revolucionario marxista, Zenawi escondió millones en bancos extranjeros y compró mansiones en Maryland y en Londres, a nombre de su esposa (de acuerdo a la oposición) –aún cuando su bárbaro régimen recoge la friolera de $1000 millones en ayuda extranjera por año.
Años en el poder: 19





10. Hu Jintao, de China
Un déspota camaleónico que seduce a inversionistas extranjeros con una sonrisa y un arco, pero aplasta con ferocidad a los disidentes políticos con un abandono brutal; Hu tiene un férreo control sobre el Tíbet, y ahora está buscando lo que solo puede describirse con nuevas colonias en África, de donde pueda extraer los recursos naturales para sus crecientes arcas económicas.
Años en el poder: 7


11. Muammar al-Qaddafi, de Libia


He aquí un excéntrico egoísta, tristemente célebre por sus extravagantes discursos indescifrables y sus políticas igualmente erráticas. Qaddafi mantiene un estado policíaco basado en su versión del Libro Rojo de Mao (el “Libro Verde”), que incluye una solución para “el Problema de la Democracia”. Represivo en su patria, Qaddafi se hace pasar por el rey de reyes de África en el extranjero (la Unión Africana tuvo que insistir, amablemente, en que dimitiera como su jefe alterno).
Años en el poder: 41


12. Bashar al-Assad, de Siria
Un déspota pretencioso, que intenta meterse en los zapatos de su padre (son demasiado grandes para él). Assad despilfarró miles de millones en desventuras extranjeras, en lugares tales como Líbano e Irak, mientras niega las necesidades del pueblo sirio. Su extenso aparato de seguridad se asegura que la población no se queje.

Años en el poder: 10



13. Idriss Déby, de Chad


Después de haber liderado una insurgencia contra el ex dictador, Déby actualmente se enfrenta con el mismo problema: está incluido un ex funcionario de su propio gabinete, entre otros. Para repeler a los posibles golpistas, Déby ha drenado gastos sociales para equipar al ejército, cooptar enemigos de los líderes de la oposición, y ahora está construyendo un foso alrededor de la capital, N´Djamena.
Años en el poder: 20




14. Teodoro Obiang Nguema Mbasogo, de Guinea Ecuatorial
Obiang y su familia literalmente son dueños de la economía, habiendo amasado una fortuna que excedería los $600 millones, mientras que el pueblo se encuentra en una pobreza desesperante. La extraordinaria riqueza del petróleo de Guinea Ecuatorial colocó a su PBI per cápita lo colocó en igualdad de condiciones con otros varios estados europeos –sólo si se repartieran equitativamente. En cambio, los ingresos siguen siendo un “secreto de Estado”.
Años en el poder: 31



15. Hosni Mubarak, de Egipto
Autócrata senile y paranoico cuya única preocupación es su propia perpetuación en el poder. Mubarak sospecha hasta de su propia sombra. Mantiene una ley de emergencia desde hace 30 años, para aplastar a cualquier actividad opositora, y ha estado preparando a su hijo, Gamal, para que lo suceda. No es raro que solamente el 23 por ciento de los egipcios se molestaran en votar en las elecciones presidenciales de 2005.
Años en el poder: 29




Continuará...


Ver la primera parte de este artículo




Fuente: The Worst of the Worst: Bad dude dictators and general coconut heads / By: George B.N. Ayittey. Foreign Policy (july/august 2010)






Véase el art. original en:
Foreign Policy